sábado, 21 de enero de 2012

Como elegir un recogido para la boda

El peinado o si has elegido hacerte un recogido para la boda es fundamental, pues ya sabes como debes maquilarte para lucir espléndida en tu boda. ¿Pero que hacer con el pelo? Sabes como se ha dicho infinidad de veces que el cabello es el marco del rostro, y por lo tanto un buen peinado o recogido será fundamental para lucir el maquillaje y un rostro perfecto.

En cuestión de recogidos nupciales tienes un gran abanico de posibilidades de acuerdo a tu personalidad y por supuesto al diseño del vestido de novia. Si no eres de esas mujeres que han optado por vestidos de novias extravagantes sino por el contrario pretendes un look romántico puedes optar por un tocado floral con camelias, las flores naturales son ideales y hacen verdaderamente un recogido romántico. Si tienes el cabello ondulado, aprovecha ese volumen colocándote pequeñas flores que cubran tu cabello en las ondas, seguramente mostrarás un estilo natural y bello.

Si tienes el cabello largo y no deseas hacerte un recogido con coleta o rodete, luce también tu pelo con un símil recogido. Aprovecha el tul del tocado y hazte con él un lazo para recoger suavemente una parte del cabello que se anudará en la nuca. Si por el contrario tienes el cabello corto, hazte también un lazo pero delgado del tul que llevarás el día de la boda o de la tela del vestido para usarla como si fuese una diadema en tu cabeza. Si por el contrario eres de esas mujeres que les agrada un vestido de novia extravagante y por ende su peinado necesita estar acorde con el vestido y su personalidad puedes pedir en el salón de belleza que te hagan moños que se irán acomodando dentro de los huecos que dejará ver tu recogido. Si ya tienes elegido tu peinado para la boda, elige una diadema en la cual puedas agregarle pequeños detalles de tela de tu vestido. Si decides hacerte un recogido para tu día de boda lo mejor es que practiques ese peinado unos días antes para que saber si te conforma, ya que para el día de la boda siempre lo mejor es no innovar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada